Si eres autónomo, puedes desgravarte el seguro médico
Valora esta noticia

Si eres autónomo y tributas por estimación directa, ya casi tienes que hacer tu declaración. La buena noticia es que no todo son cargas fiscales, sino que podrás desgravarte el seguro médico que pagues por ti y por tu familia.

El seguro médico privado empieza a no ser un artículo de lujo, sino una verdadera necesidad. Las listas de espera de la Seguridad Social, cada día más masificada y menos dotada, llevan a la desesperación a muchos españoles, y también a la discriminación, ya que no en todas las comunidades autónomas los retrasos se producen por igual, aunque en este momento podríamos decir, sin temor a mentir, que hay situaciones malas y situaciones peores.

Por otra parte, las compañías de seguros ven crecer y crecer su cartera de clientes, con lo cual les resulta posible ofertar mejores precios y pólizas adaptadas a las necesidades de cualquiera.

El colectivo que más necesita un seguro de salud puede que sea el de los trabajadores por cuenta propia, a quienes una baja por accidente o enfermedad les cuesta quedarse sin ingresos, a menos que hayan sido previsores y tengan contratado un seguro de baja laboral. Verdaderamente, si un autónomo se parara a echar cuentas sobre lo que le pagaría la Seguridad Social en caso de baja, se daría cuenta de que no debería arriesgarse. Los seguros de baja laboral no son caros, y menos a cambio de la tranquilidad que ofrecen.

Contrariamente a lo que suele ocurrir, Hacienda permite que el seguro de salud, que no está relacionado con la actividad del autónomo, pueda deducirse, conforme a la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Según consta, el autónomo puede deducirse las primas satisfechas a una compañía de seguros médicos hasta 500 € anuales, reduciendo su base imponible en esa cantidad.

La familia también puede desgravar el seguro médico

La Agencia Tributaria refleja que «tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto en estimación directa, las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él». El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente, o bien 1500 euros si son personas con discapacidad.

Es decir, que no solo se beneficia el autónomo, sino también cada miembro de su familia, como su cónyuge o sus hijos menores de 25 años que sigan en el domicilio familiar podrán desgravarse cada uno la misma cantidad, o 1500 € si tienen alguna discapacidad reconocida. La cantidad total en la familia que puede deducirse es de 4500 €.

Con carácter general, los seguros médicos no desgravan salvo a los autónomos y también a los trabajadores por cuenta ajena que tengan su seguro médico privado contratado como colectivo por su empresa. Algo que cada vez más corporaciones ofrecen a sus empleados como incentivo para atraer y retener el talento y también, claro, para cuidar las condiciones saludables de su plantilla. Además, el seguro médico para colectivos tiene ventajas fiscales para la empresa y para los empleados, que están exentos de tributar por la parte de su salario que la corporación paga a la aseguradora.

¿Y qué ocurre si lo que se paga por el seguro médico supera esos 500 € anuales? En ese caso, el resto tributará como rendimiento en especie.

Cómo desgravar el seguro médico

Los autónomos, obligados a realizar complejos trámites con la Administración, algunos necesariamente a través de internet, necesitan contratar los servicios de una gestoría. En ella les resolverán su declaración.

Tanto para estos como para quienes se ocupen por sí mismos de hacer la declaración del IRPF conviene saber que pueden optar por deducirse el seguro en pagos fraccionados en el modelo 130 o en uno solo.

En cualquier caso, es necesario conservar la póliza del seguro por si hubiera que aportarla, guardar los recibos bancarios (o descargárselos en la banca online) que demuestren el pago a la compañía de seguros del autónomo y de cada miembro de su familia que tenga derecho a la deducción.

Como cualquier gasto fiscalmente deducible, es necesario que el pago por el seguro médico se haya realizado, que esté contabilizado y que se justifique documentalmente. Si contamos con todo esto, tener un seguro médico supone una gran ventaja para el autónomo y su familia no ya por la enorme tranquilidad que representa, sino también por su buen tratamiento fiscal.

Si eres autónomo, puedes desgravarte el seguro médico
Valora esta noticia

Noticias relacionadas

Claves para capitalizar el paro y lanzarte como autónomo Capitalizar el paro es cobrar la prestación de desempleo en un solo pago, lo que puede significar lanzarnos de nuevo al mercado laboral como autónomo
Cómo solicitar el pago único del paro para emprender como autónomo Puede interesar solicitar el pago único y obtener la prestación por desempleo en una sola cuota para invertir en una nueva actividad económica y emprender como autónomo. Estos son ...
La declaración de la renta de los autónomos empresarios en 2019 Estos son los gastos que pueden desgravarse en la declaración de la renta de los autónomos empresarios 2018, que se puede presentar hasta 1 de julio de 2019
Recibe nuestros artículos en tu correo

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Nombre *

Email *

Suscripción solicitada con éxito. Gracias.