Nuevas cotizaciones a la Seguridad Social para autónomos en el 2021

Las cotizaciones a la Seguridad Social en 2021 serán más altas para los autónomos. En junio, los trabajadores por cuenta propia tendrán que pagar una cuota más alta después de la subida del pasado mes de octubre.

Durante 2020, España contaba con 3.269.541 personas inscritas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Este dato implica que es el peor año de afiliación desde 2012.

La pandemia por el coronavirus ha golpeado con dureza al colectivo, especialmente a negocios como los restaurantes, los hoteles o las tiendas. En concreto, el comercio ha perdido más de 10.000 autónomos durante 2020, mientras que la hostelería perdió más de 5.000.

Tras unos meses muy difíciles, en plena tercera ola de la pandemia y con nuevas restricciones, llega el 2021. Sin embargo, este año trae consigo subidas en las cotizaciones a la Seguridad Social. Debido a la dura situación, el Gobierno y las asociaciones de autónomos han acordado que estas subidas no entrarán en vigor hasta el 1 de junio.

Las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social en 2021

La cuota de autónomos se mantiene congelada entre enero y mayo de 2021, es decir, se siguen pagando las mismas cifras que en 2020:

— Si cotizas por la base mínima (944,4 euros): 286,15 euros al mes

— Si cotizas por la base máxima (4.070,1 euros): 1.233,2 euros mensuales

Así es como quedará la cuota de autónomos a partir del 1 de junio:

— Si cotizas por la base mínima: 289 euros mensuales

— Si cotizas por la base máxima: 1.245,4 euros al mes.

¿Por qué varía la cuota de una persona a otra?

Hay dos factores que influyen en la cuantía de la cuota:

La base de cotización. La cuota es un porcentaje fijo de la base, por lo que será mayor si la base es más alta. Se puede elegir y cambiar hasta cuatro veces al año, según la Ley 6/2017, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. La mínima de 2021 se sitúa en 944,4 euros y la máxima en 4.070,1 euros mensuales.

El tipo de autónomo. Las cuotas son muy distintas si eres persona física, societario, económicamente dependiente… Por ejemplo, los autónomos societarios o aquellos que tuvieron en 2020 a su cargo 10 o más trabajadores tienen una base mínima de cotización de 1.214,10 euros al mes.

¿Qué incluye la cuota de autónomos en 2021?

Con ese pago mensual, la Seguridad Social ofrece ciertas coberturas: asistencia sanitaria, bajas por maternidad, incapacidad temporal… En concreto, las cotizaciones a la Seguridad Social en 2021 siguen estos porcentajes:

Contingencias comunes. Son aquellas circunstancias no laborales que impiden hacer el trabajo, como una enfermedad común. En este apartado se incluyen también las pensiones por jubilación o la prestación por paternidad y maternidad. El 28,3 % de la base de cotización se destina a cotizar por estas eventualidades.

Cese de actividad. El 0,8 % se cotiza para que, en caso de cierre del negocio, el autónomo tenga derecho a paro. A partir de junio, será del 0,9 %.

Contingencias profesionales. Son todos aquellos imprevistos relacionados con el trabajo que impedirían seguir con el negocio, como un accidente laboral. Suponen el 1,1 % de la base (1,3 % a partir de junio).

Formación profesional. El 0,1 % de la base se destina a cotizar para poder acceder a formación bonificada.

¿Por qué suben las cotizaciones a la Seguridad Social en 2021?

En junio se van a aplicar las subidas fijadas por el Real Decreto Ley de 28 de diciembre de 2018. A partir de entonces, el tipo de cotización por cese de actividad pasa al 0,9 % y el de contingencias profesionales, al 1,3 %.

La segunda subida en pocos meses

No obstante, seguro que recuerdas que ya en octubre de 2020 subieron las cuotas. ¿Por qué entonces? La explicación está en el retraso de la subida fijada para 2020.

En teoría, las cotizaciones a la Seguridad Social de los autónomos deberían haber subido también el 1 de enero de 2020. El Real Decreto establecía para 2020 una subida en el porcentaje de cese de actividad, del 0,7 % al 0,8 %, y por contingencias profesionales, del 0,9% al 1,1%. Esa subida no se aplicó a comienzos de 2020 y, tras la llegada de la pandemia, se retrasó hasta octubre.

Así pues, los autónomos estuvieron pagando durante varios meses de 2020 menos de lo establecido por la ley. La cuota mínima de 2020 se situaba en 286,15 euros, pero se pagaron 283,3 euros durante varios meses. En otras palabras, se pagó el 30 % de la base de cotización en lugar del 30,3 % fijado por el Real Decreto para 2020.

Aún faltan más subidas en 2021

La pregunta pendiente es qué ocurre con los meses en los que los autónomos pagaron menos de lo que les correspondía en 2020 y qué pasará ahora con el retraso de 2021. En la cuota de noviembre de 2020 ya se incluyó la subida de septiembre. ¿Qué pasa con el dinero «perdonado» entre enero y agosto de 2020? En total, hablamos de entre 22 euros (para la base mínima) y 98 euros (para la máxima) que aún están pendientes solo del año 2020.

Para pagar esa «deuda» del año pasado, entre octubre y enero se incrementó la cuota entre 3 y 12 euros al mes. Sin embargo, se ha acordado congelar esa compensación hasta que entren en vigor los nuevos porcentajes en junio. De esta forma, entre febrero y mayo, los autónomos asumirán el mismo pago que durante los últimos meses de 2020.

A esa «deuda» ahora hay que sumar el retraso de 2021. La subida fijada para enero se retrasará hasta junio, por lo que los autónomos deberán compensarla también. Dicho de otra forma: la cuota mínima de junio será de 289 euros más la cantidad adicional fijada por los retrasos.

La escasa pensión en caso de baja

Unas cotizaciones más altas deberían implicar más coberturas y protección para los autónomos. Sin embargo, este colectivo sigue muy desprotegido si tiene que coger la baja, a pesar de las subidas de las cotizaciones a la Seguridad Social de 2021.

En caso de enfermedad común o accidente no laboral, se cobra el 60 % de la base de cotización desde el cuarto día hasta el día 20 de la baja. Si esta se prolonga, recibirás el 75 % a partir del día 21.

Por el contrario, si la enfermedad o el accidente ha sido laboral, se cobra el 75 % a partir del día siguiente a la baja.

Pongamos un ejemplo:

La dueña de una tienda debe guardar reposo 20 días después de un accidente durante un viaje. Recibirá el 60 % del día 4 al día 20 de la baja. Puesto que cotiza por la base mínima (944,4 euros), solo recibirá unos 415 euros por tres semanas sin trabajar.

2021, nuevas cotizaciones a la Seguridad Social

Estos son todos los cambios que ha traído el año nuevo a la cuota de los autónomos. Los trabajadores por cuenta propia tendrán que asumir unas cotizaciones a la Seguridad Social más altas en 2021, aunque sus coberturas siguen siendo muy limitadas. Los autónomos están muy desprotegidos si enferman. ¿Quieres saber cuánto recibirías en caso de tener que coger una baja?: utiliza nuestro comparador. Infórmate con nosotros, gratis y sin compromiso, de las ventajas de un seguro de baja laboral. Llámanos y te informaremos.

 

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletters Yo Soy Autónomo

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Email *