¡Pueden pasar tantas cosas! Tu seguro de responsabilidad civil se hace cargo
5 (100%) 2 votos

El seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos permite que, en caso de causar un daño personal o material a otros, ya sea por errores u omisiones, la compañía aseguradora se hará cargo de los gastos de indemnizaciones, reparaciones, sanciones, fianzas, costas judiciales…

Los autónomos, más que nadie, necesitan trabajar tranquilos y saber que, si ocurriera algo, una compañía de seguros se encargaría de todo. Son muchos los riesgos en los que puede incurrir un autónomo durante el ejercicio de su profesión. Los accidentes están a la orden del día y nadie se libra de la posibilidad de ser denunciado, justificadamente o no, por causar daños a otros, ya sea por error o por omisión, retrasos, negligencia… o, simplemente, por azar.

Seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos

El seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos se encarga de afrontar los costes por los daños personales, materiales y consecuenciales que el profesional autónomo haya podido causar a sus clientes involuntariamente, por error o por omisión.

De este modo, la compañía de seguros asume las consecuencias económicas, lo cual, además, supone una garantía para quienes contratan los servicios de un profesional que esté asegurado, pero también para el propio autónomo, ya que, en caso de resultar culpable por negligencia profesional, tendría que responder con todo su patrimonio.

¿Por qué el seguro de RC profesional es necesario?

Los autónomos que presten servicios, tanto si es para empresas públicas como privadas, responden con su patrimonio personal en caso de que un juez así lo determine. La responsabilidad profesional es exigible a todos, aunque no formen parte de una empresa.

Las reclamaciones pueden dirigirse indiscriminadamente hacia  los componentes del equipo, servicio o proyecto realizado porque así lo han establecido diversas leyes, entre ellas la Ley Orgánica 1/2015 por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal, que incluye la responsabilidad penal de las personas jurídicas, incluso por incumplimiento de los deberes de supervisión, vigilancia y control de las personas responsables. Y en esta responsabilidad se incluye también a los colaboradores independientes o incluso a quienes trabajen en ONG o entidades sin ánimo de lucro; todos deben responder igualmente por los actos, errores u omisiones cometidos.

Nadie está a salvo de incurrir en un error, pero tampoco de que ocurra una desgracia en las instalaciones donde se desarrolla el trabajo del profesional (por ejemplo, que un proveedor o un cliente que se lesione en la oficina). Por otra parte, existen personas malintencionadas dispuestas a arruinar a quien se equivoque, a quien no pueda cumplir los plazos o a quien infrinja leyes como la de Protección de Datos.

¿Qué cubre este seguro?

En líneas generales, el seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos cubre los daños a las personas y animales, tales como lesiones, enfermedades, sufrimiento… que el autónomo haya podido causar. También da cobertura a los daños materiales, como el deterioro o la destrucción de algo. Otra de sus garantías son los perjuicios económicos provocados a un tercero, por ejemplo, por un defecto o un retraso en la entrega del trabajo.

La compañía de seguros se hará cargo si el autónomo incurre en incumplimiento de obligaciones y deberes, fallos por error y omisión, falta de confidencialidad, acciones negligentes… que causen perjuicios a personas o cosas y que acarreen pérdidas económicas.

Otra garantía importantísima es la defensa jurídica. Hoy en día, cualquier proceso puede arruinar a un autónomo que sea denunciado, con razón o sin ella. El seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos está también para eso.

Los seguros de responsabilidad civil profesional deben incluir:

  • Cualquier incumplimiento de obligaciones o deberes.
  • Error u omisión.
  • Actos negligentes.
  • Declaración inexacta o incierta.
  • Incumplimiento del deber de confidencialidad que suponga:
    • Perjuicios consecuenciales, derivados de daños materiales o personales causados a terceros.
    • Perjuicios patrimoniales primarios con pérdidas económicas.
  • Gastos de defensa en procedimientos civiles o penales.
  • Fianzas judiciales derivadas de procesos de responsabilidad civil.
  • Pérdida de documentos.
  • Intromisión ilegítima en el derecho del honor o intimidad de un tercero.
  • Inhabilitación profesional.
  • Deshonestidad de empleados.
  • Pago de honorarios pendientes.
  • Gastos de defensa para reclamaciones derivadas del uso no autorizado de marcas registradas, copyright.
  • Responsabilidad civil general.
  • Daños personales.
  • Daños materiales.
  • Perjuicios consecuenciales sufridos por un tercero dentro o fuera de sus instalaciones.
  • Responsabilidad civil patronal
  • Daños personales sufridos por empleados a consecuencia de un accidente laboral.

Otras coberturas:

  • Inhabilitación profesional.
  • Sustitución de empleados.
  • Cobertura de multas.
  • Reclamaciones infundadas.
  • Pérdida de prestigio.
  • Daño o pérdida de documentos.
  • Daños a la reputación.
  • Gastos de asistencia psicológica.
  • Infidelidad de empleados.
  • Cese de actividad.

¿Quién lo necesita?

Todos los tipos de autónomos, ya sean ingenieros, consultores, informáticos, abogados, arquitectos, arquitectos técnicos, graduados sociales, gestores, periodistas, fotógrafos, médicos, fisioterapeutas…, cualquiera que desempeñe una actividad necesita un seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos.

Es cierto que algunos profesionales están obligados a contratar un seguro, pero no todos los seguros son iguales ni ofrecen lo mismo. Nosotros tenemos muchos años de experiencia en el sector y estamos especializados en responsabilidad civil profesional, lo que nos permite conocer a la perfección cuáles son las necesidades y riesgos de cada profesional durante el desarrollo de su actividad.

Nuestras pólizas están diseñadas para dar cobertura a todas las actividades que pueden realizar los profesionales autónomos, ajustadas a la legislación vigente y con diferencias notables respecto a lo que ofrece el mercado asegurador.

  • Pensadas para cada titulación profesional.
  • Activas en 48 horas.
  • Gestión y tarificación online.
  • Pólizas anuales de responsabilidad civil profesional, incluyendo la responsabilidad civil explotación y la responsabilidad civil patronal.
  • Coberturas diferenciadoras a medida.
  • Variedad de límites.
  • Retroactividad ilimitada.
  • Posibilidad de franquicias.

Sabemos que un autónomo tiene muchas cosas en las que pensar, por eso necesita un seguro de responsabilidad civil profesional para autónomos que se encargue de los aspectos que afectan a su desempeño profesional, a su seguridad personal y la de su familia. Entra en nuestro tarificador y descubre lo poco que te costaría vivir tranquilo.

 

¡Pueden pasar tantas cosas! Tu seguro de responsabilidad civil se hace cargo
5 (100%) 2 votos

Noticias relacionadas

Seguro de vida para autónomos, los trabajadores más vulnerables Los autónomos necesitan tener la garantía de que, si ocurre algo, habrá un seguro de vida pensado para autónomos que cubra las necesidades de su familia y las suyas propias en caso...
¿Qué es un autónomo societario? Un «autónomo societario» es aquel que desarrolla su actividad en una empresa de la cual es socio. Es decir, es un trabajador autónomo que ha constituido una sociedad mercantil; por...
Si eres autónomo, puedes desgravarte el seguro médico Si eres autónomo y tributas por estimación directa, podrás desgravar el seguro médico que pagues por ti y por tu familia.
Recibe nuestros artículos en tu correo

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Nombre *

Email *

Suscripción solicitada con éxito. Gracias.