Seguro de vida para autónomos, los trabajadores más vulnerables
Valora esta noticia

El colectivo de trabajadores más vulnerable, el de los autónomos, necesita tener la garantía de que, si ocurre algo, habrá un seguro de vida para autónomos que cubra las necesidades de su familia y las suyas propias en caso de incapacidad.

Es falso eso de que los autónomos nunca enferman, y más falso aún que sean como los viejos rockeros, que nunca mueren. Los autónomos son un colectivo de alto riesgo porque descansan menos que el resto de trabajadores, tienen mayores tasas de obesidad y no pueden permitirse una baja a menos que sea absolutamente imprescindible.

Los seguros de vida para autónomos permiten vivir tranquilos porque, si algo ocurriera, la familia, los hijos, la pareja… cobrarían un capital que les permitiría no solo hacer frente a los gastos de sepelio, al impuesto de sucesiones y otros pagos a Hacienda por herencias, sino también contar con unos ingresos suficientes para seguir con el mismo nivel de vida, al menos durante los primeros años, los más difíciles, en los que hay que reajustar la situación familiar.

La pérdida repentina de ingresos causa un gran problema, por bajos que estos sean. El roto ocurre incluso si el miembro de la unidad familiar fallecido no aportaba un sueldo, pero sí cuidados a los hijos, a las personas dependientes o si se encargaba del trabajo doméstico, porque cuando esa persona falta hay que contratar a alguien que haga su trabajo. Por eso, incluso los hombres o mujeres que desempeñan el trabajo de ama de casa deberían tener un seguro de vida.

En ocasiones, un pequeño negocio familiar, no puede mantenerse cuando una persona desaparece. En estos casos, un seguro de vida para autónomos permite, por ejemplo, al otro miembro de la pareja ponerse al frente de la empresa para salir adelante y hacer frente a los pagos de alquiler, proveedores, etc.

Así funciona un seguro de vida para autónomos

Cuando uno sabe que, si faltara, los suyos quedarían desamparados debería hacer algo por evitarlo. Y no valen las excusas de es que no tengo dinero, porque los seguros de vida son realmente baratos y, a cambio, ofrecen enormes prestaciones para los beneficiarios (incluido el propio asegurado).

El seguro de vida para autónomos protege a quienes decida el tomador del seguro: a sus hijos, a su pareja, a su socio, a una amiga…, a cualquiera que desee nombrar como beneficiarios. Pero este seguro también protege al tomador porque cubre su invalidez; es decir, el supuesto de que no pueda continuar generando ingresos pero continúe con vida. En ese caso, el seguro de vida para autónomos le garantiza que podrá pagar su manutención y cuidados.

Cuando hablamos de un seguro de vida para autónomos nos referimos a un seguro de vida riesgo, que es el que comúnmente se denomina «seguro de vida». Su funcionamiento es simple: una compañía de seguros se compromete a entregar un capital a quien el tomador diga a cambio del pago de una prima anual y siempre que se den las circunstancias previstas en el contrato, que pueden ser la muerte o la invalidez. La cantidad de dinero será la previamente acordada.

Cuando se contrata un seguro de vida para autónomos debe cubrir la muerte y la supervivencia, o sus contingencias, como son la enfermedad o la invalidez.

No todos los seguros de vida son iguales

Los seguros de vida pueden ser de muchos tipos: temporales que se contratan para una situación concreta, durante un tiempo o hasta una edad (mientras se paga la hipoteca, solo para un viaje…). Su funcionamiento es, en líneas generales, el mismo: la compañía de seguros se compromete a pagar una cantidad determinada si el asegurado fallece dentro del tiempo establecido. También pueden ser de vida entera, en los que la aseguradora paga a los beneficiarios un capital que los compense por la pérdida de ingresos que acarrea la muerte del asegurado. Existen otras modalidades: de ahorro, de rentas, mixtos…

Los motivos por los que hay que tener un seguro de vida son muchos, por responsabilidad, por generosidad, por tranquilidad, por las personas a las que queremos, por uno mismo… Siempre es importante contratar coberturas amplias de invalidez y enfermedad, y más para los autónomos. De este modo, si le ocurre algo al tomador del seguro, la compañía podrá entregarle una cantidad en un único pago o mensualmente, según se haya acordado previamente, para que pueda hacer frente a su manutención y pagar los gastos por su cuidado en los supuestos de invalidez o enfermedades graves.

Las cantidades que debe pagar el asegurado anualmente varían en función del capital que quiera percibir en el supuesto de que sufra una invalidez y de cuánto dinero que desee dejar a los suyos si fallece. También cuesta más o menos dependiendo de si el tomador del seguro tiene más o menos años. En cualquier caso, el seguro de vida para autónomos es sorprendentemente barato, sobre todo si tenemos en cuenta lo que ofrece, aunque no todas las pólizas son iguales ni con las mismas coberturas. Por eso el seguro de vida para autónomos debe estar asesorado por un experto que conozca no solo el mercado asegurador en el ramo de vida y lo que ofrece cada compañía, sino también, y muy especialmente, las particulares necesidades de los autónomos y, dentro de este colectivo, las de cada cliente en concreto, teniendo en cuenta su profesión, sus riesgos, sus ingresos, su familia, etc.

Entra en nuestro comparador, obtén tu precio online y, si deseas un asesoramiento personalizado, llámanos. Un experto te ayudará.

 

Seguro de vida para autónomos, los trabajadores más vulnerables
Valora esta noticia

Noticias relacionadas

¿Qué es un autónomo societario? Un «autónomo societario» es aquel que desarrolla su actividad en una empresa de la cual es socio. Es decir, es un trabajador autónomo que ha constituido una sociedad mercantil; por...
Novedades en la tarifa plana de autónomos Desde el pasado enero, han cambiado la cuantía, los requisitos de acceso, las prestaciones... de la llamada tarifa plana de autónomos. Todo lo que hay que saber para beneficiarse d...
Claves para capitalizar el paro y lanzarte como autónomo Capitalizar el paro es cobrar la prestación de desempleo en un solo pago, lo que puede significar lanzarnos de nuevo al mercado laboral como autónomo
Recibe nuestros artículos en tu correo

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Nombre *

Email *

Suscripción solicitada con éxito. Gracias.